jueves, 14 de abril de 2011

Alimentos nutritivos y peruanos con orgullo

EL MAÍZ MORADO
Que el maíz es originario de América, no cabe duda. Los Peruanos, desarrollamos en la antigüedad una cultura basada entre otras cosas, en el maíz.
Es importante resaltar que el maíz, ya tenía presencia en Caral, primera civilización del Perú y América que se formó entre los 3000 y 2500 años A. de C. (hace unos 5,000 años) en el valle de Supe.
Aunque dicen los historiadores que no jugó un rol muy importante hasta antes de 2,250 A d C. Se encontraban ya unas 4 o 5 razas de maíz, y este estaba más asociado con la chicha y las ceremonias.
En el Perú, se encuentran zonas de cultivo entre los 1.200 a más de 4.000 m.s.n.m, con muchos contrastes debido a los variados microclimas que se presentan en la cordillera de Los Andes, esto nos permite tener muchas variedades de maíz hoy en día.
Si nos remontamos nuevamente a nuestros ancestros, podremos apreciar cómo aparecen reproducidos en las cerámicas, encontrados en las ruinas arqueológicas más comúnmente conocidos como “entierros”.
MAÍZ MORADO.
Esta variedad es cultivada en la Cordillera de Los Andes del Perú y Bolivia (recordemos que antiguamente Bolivia formaba parte del Alto Perú), tiene un color morado oscuro e intenso y lo curioso de esta variedad, es. Si usted lo siembra en otro lugar no sale del mismo color, inclusive a veces hasta podría salir amarillento. Aunque hay indicios de que en otros países de América también se cosecha, déjenme decirles que no se les asemeja en lo más mínimo.
¿Es el Maíz Morado Un Antioxidante?
Últimos estudios al respecto revelan que el Maíz Morado contiene un número muy importante de grupos fenólicos así como un flavonoide muy especial denominado Antocianina.
Las Antocianinas son un tipo de flavonoides complejos, que se caracterizan por su gran efecto antioxidante, por promover la formación de colágeno, mejorando la micro-circulación, por apoyar la regeneración de los tejidos, por fomentar el flujo de la sangre y reducir el colesterol.
Los compuestos fenoles son poderosos antioxidantes que protegen las membranas de las células y el ADN de los efectos dañinos oxidativas de los radicales libres. Por lo tanto, brindan protección celular así prevención ante las enfermedades cardiovasculares. Adicionalmente contribuyen a mejorar la visión y retardan en general los procesos degenerativos del cuerpo humano.
¿Puede el Maíz Morado Ayudar a Retardar Los Procesos de Envejecimiento?
El pigmento llamado antocianina, de fuerte presencia en el Maíz Morado, parece ser una de las sustancias más saludables para combatir el envejecimiento. La antocianina es un flavonoide, o un antioxidante de la planta. Los antioxidantes poseen la capacidad de neutralizar el efecto de los radicales libres. Estas moléculas inestables, los radicales libres, son capaces de atacar las células del organismo y dañar su ADN, siendo la causa del cáncer y las enfermedades relacionadas con el envejecimiento. También, ayuda a que la piel se regenere evitando arrugas de la piel.
La capacidad antioxidante del Maíz Morado en cápsulas puede ser notablemente mayor respecto a las frutas y hortalizas con los valores más bajos, como el tomate, el pepino y el apio. Diversos estudios avalan las propiedades de la antocianina para proteger contra el stress oxidativa. Este tipo de stress no sólo es causante de cáncer, sino también de varios procesos implicados en el envejecimiento y en el desarrollo de varias enfermedades neurodegenerativas. Adicionalmente, la Antocianina inhibe el colesterol LDL (colesterol malo) y protege contra las enfermedades del corazón.
Beneficios del Maíz Morado

• Baja la presión sanguínea
• Baja el colesterol
• Promueve la buena circulación sanguínea
• Protege los vasos sanguíneos del daño oxidante
• Mejora la microcirculación
• Es anti-inflamatorio
• Fomenta la regeneración del tejido conectivo
• Promueve la formación de colágeno
Kiwicha
Es considerado un regalo Inca que día a día aumenta su fama y consumo. Un grano que no solo nutrió a todo un imperio, sino que promete estar presente en cada rincón del mundo: es la kiwicha que, hoy por hoy, lidera la lista de los alimentos con mayor valor nutritivo.
Conocemos a este cereal de semillas alimenticias como kiwicha, aunque los científicos prefieran llamarla Amaranthus Caudatus. Su origen no dista en espacio, pero sí se extravía en el tiempo. Oriunda del Perú, se ha cultivado desde tiempos inmemoriales en nuestro país, siendo hallada en tumbas andinas con más de 4,000 años de antigüedad.

La kiwicha y sus más de 1,200 variedades tuvieron un protagonismo fundamental en el Imperio Inca, al ser el alimento que se consumía por excelencia. Sin embargo, la época posterior a la llegada de los españoles, su presencia es casi nula, no por inexistente, sino porque se consumía a escondidas, oculta tras el velo del temor y el reproche de quienes disfrutaban de sus encantos.

Se sabe que los Incas la utilizaban en sus ceremonias religiosas, por considerarla una bendición de la madre tierra, debido a sus propiedades medicinales y nutritivas. Al llegar los españoles y percatarse que los Incas rendían devoción a la kiwicha, asumieron este hecho como un sacrilegio, un acto pagano que debía ser sancionado: prohibieron su cultivo y su consumo.


PROPIEDADES DE LA KIWICHA

Si hay algo que sorprende, es la gran cantidad de propiedades benéficas de la kiwicha, a tal punto que esta planta pareciera ser extraída de los cuentos de hadas, ya que cada nueva investigación no hace más que mostrarnos un nuevo beneficio de esta especie.
Entre sus principales componentes se encuentra la lisina, elemento necesario para la construcción de todas las proteínas del organismo. Es además la principal responsable de la absorción de calcio, ayuda enormemente en la recuperación posterior a las intervenciones quirúrgicas y lesiones deportivas, además de favorecer la producción de hormonas, enzimas y anticuerpos. La lisina, entre sus múltiples propiedades, también ayuda a disminuir notablemente los niveles de colesterol en la sangre. Asimismo, favorece el desarrollo mental y estimula la liberación de la hormona del crecimiento, por lo que es recomendable consumirla desde niño.

La kiwicha ha destronado a la reina del calcio por excelencia: la leche. Esto, debido a que 100 gramos de kiwicha contienen el doble de calcio que el mismo volumen de leche. La ausencia de esta proteína produce raquitismo y osteoporosis. Además, niveles muy bajos de calcio en la sangre aumentan la irritabilidad de las fibras y los centros nerviosos, lo que produce calambres. De ahí la importancia de la kiwicha.

El fósforo es otra de sus componentes. Compuesto que interviene en las funciones vitales de las personas, considerado como un elemento indispensable para el ser humano, el fósforo es el encargado de almacenar y transportar la energía en nuestro organismo. Su ausencia o poca ingesta nos puede producir cansancio y pérdida de concentración. Entre otros de sus elementos, encontramos el hierro y las vitaminas A y C, lo que hacen de la kiwicha uno de los alimentos con mayor contenido nutritivo.

USOS MEDICINALES

Las bondades de esta planta no se extinguen en su valor nutricional. Desde tiempos del Imperio Inca se utilizaba para curar diferentes enfermedades como la fiebre tifoidea, la disminución del colesterol, contrarrestar el mal de altura y combatir la disentería. Las hojascocidas son utilizadas para aliviar las inflamaciones de la vejiga y en gárgaras contrarrestan la irritación de la boca y la garganta.

También esta especie aplaca los dolores reumáticos y la menstruación excesiva. La cocción de las raíces es empleada contra la diarrea. La infusión obtenida de los tallos actúa como un efectivo laxante. Recientes estudios han revelado que la kiwicha ayuda a estabilizar la glucosa y grasa en la sangre, siendo aconsejable para pacientes con diabetes, obesidad, hipertensión arterial, estreñimiento y colesterol elevado.

Con la kiwicha podemos preparar de todo, desde harina, la cual servirá para la elaboración de panes, pasteles y dulces, guisos, ensaladas y sopas, hasta bebidas como el Kiwifresh, bebida 100% natural de alto valor nutritivo, preparado a base del néctar de kiwicha y concentrado de diversas frutas. También se utiliza como cereal complementario a la leche.

Lee y contesta:
¿Cuáles son los principales componentes?
¿En qué nos benefician?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada